viii) Algunas normas para comer de modo adecuado

1. — Cada comida ha de comprender fruta, una ensalada o una verdura cruda.

2. — Los alimentos, sobre todo los que acabamos de especificar, han de masticarse muy bien si se quiere extraer su poder nutritivo.

3. — Todos los alimentos que se comen crudos han de lavarse de modo muy escrupuloso, para evitar que permanezcan adheridos huevos o parásitos que se introducirían en el organismo por la vía digestiva.

4. — Las ensaladas y las verduras crudas deben comerse tan pronto como se preparan. No se guardan del mismo modo que los alimentos cocidos.

5. — No deben hervirse las verduras con exceso, en una gran cantidad de agua, ya que las valiosas sales minerales que contienen se malogran con ella.

6. — Las hojas exteriores de las verduras y ensaladas deberían usarse para preparar un caldo vegetal que puede servir de base para preparar sopas o salsas.

7. — Los alimentos han de servirse tan pronto como están preparados sin que se les deje cociéndose al fuego. Algunas propiedades nutritivas se pierden en proporción del tiempo que los alimentos quedan sometidos a la acción del calor.

8. — Las mejores grasas para guisar son el aceite de oliva y la mantequilla de vaca.

Se recomienda a las amas de casa servir los alimentos del modo más apetitoso posible, con el fin de que además de resultar buenos para la salud y excelentes al paladar, sean por su presentación una delicia para los ojos y un estímulo para el apetito.