Romesco

Romesco

Porciones: 4

Preparación: 1/4 de hora

Ingredientes:

  • 2 pimientos rojos secos (ñoras)
  • 1/3 de taza de aceite de oliva extravirgen
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 100 gramos de almendras peladas
  • Sal

Preparación:

Abra los pimientos y póngalos a hervir en agua hasta que la carne (pulpa) quede blanda; luego, con la ayuda de un cuchillo, quíteles las semillas, raspe la pulpa interior, resérvela y deseche la piel.

Maje en un mortero o vierta en el vaso de la licuadora el aceite, el vinagre, el ajo, las almendras, la sal y la pulpa que se ha sacado de los pimientos.

Licué todo de forma que quede molido pero no tan fino como un puré (debe notarse el grano de las almendras).

Puede incluir dos tomates asados y una rebanada de pan.

Romescos, loras, ñamaras o ñoras son los nombres usados para denominar unos pimientos anchos y cortos típicos de España. Se pueden emplear verdes o rojos, como en esta receta; también tiernos o secos, enteros o en polvo. Todo depende de la fórmula en la que se usen. La salsa romesco es de Cataluña y se sirve con pescados y mariscos.

El aspecto de la salsa romesco no es el de una salsa ligada, como ocurre con la mayonesa; por lo tanto, no se preocupe si se corta, ya que ésa es su apariencia.

El estilo de comer las migas varía según la zona. En Aragón, por ejemplo, las suelen comer con chorizo y uvas; las migas extremeñas se sirven con tocino y siempre con pimiento rojo picante (guindillas). Otro tipo son las migas canas, que se remojan previamente en leche y luego se fríen con ajo y azúcar; las migas de matanza se saltean con manteca de cerdo y se acompañan con tripas de cerdo y masa de chorizo. Una posibilidad sofisticada y menos campestre son las migas con tomate, pimiento, cebolla y uvas blancas o moradas, que pueden servirse con huevos fritos, chorizo o jamón.

Etiquetas:
Comenta esta receta