destacado

Asado a la olla

1. Filetee la carne de res, previamente lavada.  Luego sazone con la pimienta y sal al gusto.

2. En una olla, caliente el aceite y dore los filetes de carne.  Cuando estén dorados los dos lados de los mismos, reserve.

3. En la misma olla sin las carnes; sofría las cebollas previamente cortadas en juliana, hasta que estén cristalinas.  Luego añada las cuatro cucharadas de ají rojo y cocine por veinte minutos, removiendo a ratos con una cuchara de madera.

Mollejas y riñones en pepitoria

Se lavan y escaldan las mollejas como se ha explicado; lo mismo se hace con los riñones, que se partirán en tres trozos solamente cada uno.

Se prepara una salsa friendo la cebolla picada en una sartén con aceite, sin llegar a dorarla demasiado; se le pone una cucharada de harina, se rehoga y se le agrega un cuarto de litro de caldo, se sazona con sal y pimienta; se ponen a cocer en esta salsa las mollejas por espacio de tres cuartos de hora.

Mollejas de ternera empanadas

Se limpian y se prensan como se ha explicado. Poco tiempo antes de servirlas se cortan en trozos regulares, se pasan por huevo batido y se envuelven en pan molido; se fríen a continuación en aceite abundante y bien caliente.

Se sirven calientes; se pueden acompañar con patatas fritas.

Hamburguesas caseras

1. Ponga la carne molida en un bol, agregue el comino y la pimienta.  También agregue el cebollín picado y sal al gusto.

2. En seguida vierta los dos huevos, una cucharada de maicena y mezcle.  Luego añada una cucharilla de harina y siga mezclando.

3. Ahora puede añadir el pan molido y siga mezclando, hasta que nuestra preparación quede como una masa manejable.

4. Forme las hamburguesas con las manos, primero deben hacer bolas y luego aplánelas un poco con las palmas de las manos.

Mollejas de ternera a la casera

Se lavan y escaldan las mollejas como se ha explicado; seguidamente se escurren y se cortan en trozos regulares; no necesitan ser prensadas.

En una sartén se fríe la cebolla picada muy menuda; cuando está frita se le añade un poco de pimentón; en el mortero se machacan los ajos con una rama de perejil y se deslíe con un poco de vino blanco, esto se agrega a la cebolla, se le da un hervor y se vierte sobre las mollejas que estarán en una cazuela; se les agrega un cucharón de caldo o de agua, se sazonan de sal y se dejan cocer lentamente durante cuarenta minutos.

Surubí al horno

1. Comenzamos vertiendo en un bol las tres cucharadas de ají molido amarillo, el jugo de 1/2 limón y mezclamos.  Luego picamos un diente de ajo y agregamos a nuestro ají amarillo.  También añadimos la 1/2 cucharilla de pimienta y mezclamos.

2. De manera separada fileteamos el surubí y a continuación con el cuchillo punzamos cada filete en varios puntos para adobarlo.

Churros

1. En un bol, poner las cuatro tazas de harina.  Formar un volcán y agregar las cinco cucharadas de azúcar, la cucharilla de sal, los huevos y una pizca de nuez moscada.

2. Incorporar agua tibia de a poco y diluir los ingredientes en el medio.  Luego añadir la levadura y diluirla muy bien.

3. Comenzar a mezclar la preparación con una cuchara de palo y luego batir con fuerza.  La masa debe quedar semiaguachenta. Dejar que la masa madure por lo menos 20 minutos, cubierta con un plástico y en un lugar templado.

Dulce de papaya y kiwi

Esterilizar los frascos.  Lavar muy bien el limón, cepillándolo, antes de extraer su jugo.

1. Pelar las papayas, retirar las semillas y reservarlas. Cortar (a lo largo) en tajadas. Blanquearlas en abundante agua hirviendo. Retirarlas y escurrirlas.

2. Pelar los kiwis y cortarlos en rodajas. Pesar las papayas y los kiwis y calcular 1 kg de azúcar por kg de ambas frutas. Colocar el azúcar en una cacerola amplia y cubrirla con agua. Agregar el jugo de limón. Llevar la mezcla al fuego, dejar que suelte el hervor y cocinar durante 5 minutos.

Manos de cerdo con guisantes

Se limpian y cuecen como se ha explicado. Una vez cocidas se sacan del caldo y se dejan enfriar; ya frías, se les quitan los huesos y se cortan en trozos regulares; se pasan por harina y huevo batido, friéndolas en aceite bien caliente, con cuidado de que no queme el huevo; se van colocando en una cazuela.

Manos de cerdo estofadas

Se limpian y cuecen como se ha explicado. Una vez cocidas se sacan del agua, se les quita el bramante y los huesos largos sin estropearlas —como han de quedar enteras, no importa que tengan algunos huesos—.

Páginas

Suscribirse a RSS - destacado