Pescados

La cocina del pescado es una cocina esencialmente rápida y sencilla.  Una receta complicada sólo se justifica, en general, cuando con cierta frecuencia preparamos el mismo tipo de pescado, y preferimos escapar a su monotonía.  El principal aliciente del pescado es la variedad innumerable de las especies, y la variada oferta que podemos hallar en cualquiera de los buenos mercados. 

Las diferencias de sabor son muy marcadas de un pescado a otro, y la mejor cocina es la que en forma simple, sin abusar de salsas y condimentos, sabe poner relieve los sutiles valores gastronómicos de cada pescado.

Las recetas de pescados se pueden preparar de distintas formas: pescado al horno, pescado a la parrilla, el pescado cocido, el pescado hervido (escalfado) y pescado frito.

Entre los principales pescados de la vasta geografía culinaria del mundo están: el bacalao (abadejo), anchoa, arenque, atún (bonito), ballena, besugo, caballa, congrio, corvina, dorada, esturión, lenguado, lubina, merluza, mero, pescadilla, raya, rodaballo, salmonete, sardina entre otros.